ENCICLOPEDIA COLOMBIANA
Para preservar, difundir y enriquecer la memoria histórica de nuestro país
Artículos   Frases Célebres   Libros y Publicaciones  
Reseñas Multimedia Directorio Virtual  
Efemérides    
  Home

 

RASGOS BIOGRÁFICOS DE JOSÉ JERÓNIMO TRIANA
 
Autor

Botánico de la Universidad Nacional y docente Universitario. Se especializó en áreas como Taxonomía y Sistemática vegetal, Expedición Botánica en el Nuevo Reino de Granada e Historia de la Ciencia. Fue miembro de la Junta Directiva del Jardín Botánico José Celestino Mutis y de la Academia Colombiana de Historia. Es autor de 27 libros y de numerosísimos artículos sobre botánica, sobre historia de la ciencia y sobre crítica literaria. Fue reconocido con galardones como Maestro Universitario en la Universidad Nacional de Colombia (1990), Medalla Juan Herkrath en la Facultad de Ciencias, Universidad Nacional de Colombia (1998), Premio Nacional al Mérito Científico, Categoría Vida y Obra - ACEAC (2003) y el Premio Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales a la Obra Integral de un Científico (2008).  
    
OTRAS PUBLICACIONES
 
Las leguminosas
Las hojas de las plantas como envoltura de alimentos
Cucurbitales y Campanulales
La Botánica en Colombia, hechos notables en su desarrollo.
José Jerónimo Triana naturalista multifacético. Biografía de las Ciencias en Colombia
 

Sin duda el mayor de los botánicos sistemáticos colombianos ha sido don José Jerónimo Triana. Este calificativo está fundamentado ampliamente tanto en la calidad como en la magnitud de su obra. Triana nació el 22 de mayo de 1828, ignorándose si su lugar de origen fue Bogotá, ciudad donde se desarrolló buena parte de su existencia, o Zipaquirá, población donde nació su padre y donde su familia residió por varios años. Vino al mundo en el hogar formado por el notable educador José María Triana Algarra y por Josefa Paula Silva como quinto hijo de una numerosa familia.

De la primera infancia de Triana poco se conoce. Tan sólo sabemos que realizó parte de sus estudios en el famoso "Colegio del Espíritu Santo", plantel fundado y dirigido por quien luego sería su buen amigo y cuñado, Lorenzo María Lleras. En este mismo colegio fue director adjunto y profesor de varias asignaturas. Durante su época de estudiante entabló amistad con el ya anciano y casi ciego Francisco Javier Matís, último supérstite de la Expedición Botánica de Mutis, a quien visitaba en el "Molino del Cubo" para recibir de él orientaciones y conocimientos. Muchas de estas visitas fueron compartidas con Francisco Bayón, profesor de Botánica en los colegios de San Bartolomé y Mayor de Nuestra Señora del Rosario, y más tarde Director de la Escuela de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional. Realizó Triana estudios de Medicina y de Botánica y optó al título de Médico en el Colegio Médico de Bogotá en diciembre de 1852, pero sólo en forma ocasional ejerció esta actividad, tanto en Colombia como en Francia, donde le fue autorizado el ejercicio de esta profesión. La mayor parte de su vida la dedicó a la investigación botánica pura y aplicada. Sus primeros escritos científicos corresponden a artículos divulgativos principalmente sobre la utilidad de algunas plantas que aparecen a partir de 1850 en el periódico "El Día" y a partir de 1852 en "El Neogranadino". Por esa misma época y al ser organizada la Comisión Corográfica, Codazzi, por insinuación de Carmelo Fernández, le invita a participar en la misma como responsable de la parte botánica; se incorpora oficialmente el 10 de diciembre de 1850, comprometiéndose a coleccionar, examinar, clasificar y dar nombre botánico a las plantas que se vayan encontrando en las diferentes regiones.

Como botánico de la Comisión y a partir de 1851 realizó los siguientes viajes:

 

Año
Expedición
1851
Provincias del Norte (Norte de Cundinamarca, Boyacá, Santander, Norte de Santander y Sur del Cesar). En Ocaña colectó en compañía de Schlim. Triana tuvo la mala fortuna de perder parte de los materiales, fruto de esta excursión, al ser asaltado el correo que transportaba los ejemplares hacia Bogotá. En la segunda mitad del año reinició colecciones, esta vez en compañía del polaco Warscewicz, con quien recorrió el suroeste de Cundinamarca, Tolima, Quindio y Valle, llegando hasta Buenaventura.
1852
Suroeste de Cundinamarca, llanuras del Tolima, montañas del Quindio, Risaralda, Caldas, sur de Antioquia. El regreso a Bogotá se hizo por Guaduas.
1853
Sur de Cundinamarca, llanos del Tolima, Andes del Quindio, noroeste del Valle, Andes del Chocó, costa del Pacífico desde la desembocadura del río San Juan hasta Tumaco, Andes de Nariño, altiplanicie de Túquerres y Pasto, ascenso a los volcanes Cumbal y Azufral, Cauca, Valle, regreso por el paso del Quindio, Tolima y suroccidente de Cundinamarca.
1854
En compañía de Karsten alrededores de Bogotá, suroccidente de Cundinamarca, llanuras del Tolima y paso del Quindio hasta Cartago. Durante el segundo semestre recorrió las vertientes del suroccidente de Cundinamarca y el Alto Valle del Río Magdalena.
1855
Alrededores de Bogotá y vertientes oriental y occidental de la Cordillera Oriental en territorio de Cundinamarca y Meta.
1856
Llanos de San Martín en el Meta y zonas aledañas de Cundinamarca.
 

Como consecuencia del trabajo adelantado durante los viajes atrás señalados, conformó un riquísimo herbario con mas de 50.000 exsicados correspondientes a cerca de 8000 colecciones. Este herbario contaba cuando menos con un esqueleto de cada una de las plantas colectadas, acompañado de una tarjeta con datos de la familia y el género de cada ejemplar, el respectivo nombre vulgar, altitud, fecha de colección y datos sobre los usos o aplicaciones dadas a las distintas especies. Los pliegos iban acompañados de un catálogo de 196 páginas, y de dos índices, uno de nombres científicos y otro de nombres vulgares que en conjunto sumaban 91 páginas. El herbario fue ordenado de acuerdo con el sistema de Endlicher. Es tal vez la mejor y más importante colección botánica realizada en Colombia, ya que sin ser la más abundante en número de ejemplares, incluye una rica muestra de la flora del país, en la que se reunen especies propias de todas las formaciones vegetales (exceptuando la selva amazónica). El número de novedades taxonómicas y de ejemplares tipo que agrupa esta colección es espectacular, lo cual se debe al hecho de haber sido Triana el primer botánico en visitar muchas regiones del territorio colombiano, tanto de la zona andina, como de los valles y llanuras, y particularmente de la costa del Pacífico y del Chocó, donde, con ojo avisado supo distinguir las distintas especies, anotando cuidadosamente sus características, distribución, fitónimos y propiedades. Triana entregó una serie completa de su herbario al Gobierno colombiano, serie que inicialmente se depositó en la Biblioteca Nacional, pasando luego a la Escuela de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, para ingresar casi 80 años después al Herbario Nacional Colombiano donde se conserva celosamente. Tres series de duplicados fueron llevados a Europa quedando distribuidos posteriormente en París (Laboratoire de Phanerogamie - Museum National d'Histoire Naturelle) y Londres (British Museum); la tercera serie quedó repartida entre Kew Gardens y el Herbario de Viena, con duplicados dispersos en Bruselas, Edimburgo, Berlín, Chicago, Greencastle (Indiana), Helsinki, Leiden, Medellín y Saint Louis (Missouri).

Cumplido su compromiso, culminados sus estudios y trabajos y siendo ya un hombre maduro con 28 años de edad resuelve dirigirse a Europa con el fin de perfeccionar sus conocimientos botánicos. Para lograr este fin suscribe un nuevo contrato con el Gobierno Neogranadino, tendiente a realizar en el término de dos años un libro sobre las plantas útiles del país. Antes de partir, el 27 de abril de 1827, contrajo matrimonio con la joven Mercedes Umaña.

Parten de Bogotá hacia Ambalema, lugar en el que se embarcan para dirigirse a Cartagena donde en junio toman la nave que les conducirá hasta Francia. Instalado en París entra en contacto con destacados naturalistas del Museo de Historia Natural. Al cabo de poco tiempo ganó merecida fama como experto en flora tropical suramericana entre la comunidad botánica europea. Ya establecido y después de varios meses de trabajo en los herbarios europeos, comprendió Triana que era necesaria la elaboración de una flora de Colombia, obra sin la cual era imposible realizar cualquier libro sobre las plantas útiles. Sus herbarios estaban llenos de novedades taxonómicas y era necesario darlas a conocer a la comunidad científica internacional.

Superados muchos obstáculos debidos a la distancia, la dificultad y demora en las comunicaciones, los cambios de gobierno y las contiendas civiles, consiguió las necesarias prórrogas y modificaciones del contrato inicial y abocó en asocio con J. E. Planchon la elaboración de la Flora. Mientras se resolvían los problemas pertinentes a su contrato con el gobierno colombiano y a la publicación del "Prodromus", preparó, también en colaboración con Planchon la Revisión de las Gutíferas, Memoria que apareció en 1861.

La obra de Triana como naturalista es considerable tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. Aparte de las obras ya señaladas y de numerosos artículos publicados en forma individual o en asocio con Planchon, elaboró una excelente "Memoria" sobre la familia de las Melastomatáceas -quizás su mayor obra-; sus realizaciones lo convierten en el más grande botánico nacional.

En 1865 Triana tuvo la extraordinaria oportunidad de hacer la revisión e identificación en Madrid de las láminas de la Expedición Botánica de Mutis, las cuales clasificó en familias, géneros y tribus siguiendo el sistema de Endlicher. Las láminas fueron agrupadas en carpetas, llevando cada una el número de género e incluyendo en su interior las distintas especies representadas dentro de ese taxon. Además de catalogar las láminas, elaboró un índice y determinó a nivel de género o especie más del 25% de ellas. Con la colaboración de Eugenio Rampon fotógrafió en 33 planchas las láminas de las quinas con las cuales ilustró la "Quinología de Bogotá".

Fiel a su formación médica, aplicó muchos de sus conocimientos y observaciones de tipo etnobotánico en la elaboración de productos terapéuticos entre los cuales alcanzaron alguna popularidad el "Jarabe Triana", el "Parche José", los polvos dentríficos y el "Vino quinado". También trató de promover el uso de la coca como anestésico y contribuyó al descubrimiento de nuevos alcaloides como la Cinchonamina yla cocaína.

Teniendo siempre presente el punto de vista de la utilidad de las plantas y en procura de descubrir y aprovechar nuevas propiedades e introducir y mejorar algunas especies, se destacó en el campo de los productos naturales, donde conquistó varios premios y distinciones, siendo el más notable el "Gran Premio" obtenido en la Exposición Internacional de París de 1867, en la que exhibió su herbario destacando las especies medicinales, productoras de fibras y tintes y las ornamentales, entre ellas las Cattleya que lleva su nombre.

Además de científico, Triana tuvo éxito como Cónsul General de Colombia en París, cargo que ocupó desde 1874 hasta su muerte acaecida en París el 31 de octubre de 1890. Simultáneamente con el Consulado dirigía la "Biblioteca Escolar Suramericana", colección en la que se editaron numerosos libros de diversa índole. Aunque durante su permanencia en Europa siempre residió en París, teniendo como centro de actividad el Museo de Historia Natural, viajó bastante, habiendo trabajado en otros centros como Montpellier y los Jardines de Kew donde estuvo en varias oportunidades. Asistió a muchos certámenes entre Exposiciones y Congresos, habiendo actuado como Vicepresidente del Congreso Internacional de Botánica, realizado en Londres en 1866.

La obra botánica de Triana se reune en treinta y nueve (39) trabajos de índole científica, de los cuales dieciocho (18) fueron agrupados en forma de libros o folletos. Publicó además dos (2) obras de carácter didáctico, tres (3) folletos y tres (3) artículos sobre otros temas. Varios son los géneros de su autoría, muchísimas las especies nuevas por él descritas y muy grande su aporte al conicimiento de la flora de nuestro país. El nombre de esta revista se suma a la lista de los epónimos a él dedicados y que hacen justicia a su meritoria labor.

 

Mayo 30 de 1988
 
Publicado en Trianea, Acta científica y Tecnológica INDERENA. Número 1, Pág 1,4
 
 
Información General

NOMBRE DEL ARTICULO
José Jerónimo Triana. Rasgos biográficos
 
PUBLICADO EN
Trianea, Acta científica y Tecnológica INDERENA. Número 1, Pág 1,4
 
EDITORIAL
 
 
ISBN
 
NUMERO PAGINAS
4
 
ILUSTRACIONES
(1) José Jerónimo Triana
 
CODIGO DEWEY
925.8
 
FECHA PUBLICACION
Mayo de 1988
 
CIUDAD PUBLICACION
Bogotá D.C
 
PAIS PUBLICACION
Colombia
 
IDIOMA
Español
 
ABSTRACT
Breve descripción biográfica del botánico y miembro de la comisión Corográfica José Jerónimo Triana.  
 
 
 
         

Comentarios de nuestros Usuarios
Para preservar, difundir y enriquecer la memoria histórica de nuestro país
 

      


Soporte Tecnológico
enciclopediacolombiana.com 2010 - 2016

  
Contáctenos